Injerto de hueso y regeneración ósea dental

El injerto de hueso dental es una cirugía que se emplea para la reconstrucción de defectos óseos.

¿Te gustaría hablar con un experto?

¿Qué es un injerto de hueso dental?

Es muy común practicar la operación de injerto de hueso dental cuando el paciente ha sufrido una pérdida de hueso considerable tras la caída de uno o varios dientes, entre otros factores. Debemos recordar que cuando faltan piezas dentales, la masa ósea tiende a reabsorberse de manera natural. Esto se debe a que dichas piezas sirven de soporte al hueso.

El injerto óseo se trata de una técnica para ganar el hueso perdido, previa a la colocación de los implantes dentales.

tratamientos con Radiografía dental en optima dental

Ventajas

60 minutos
Indoloro
Seguridad y Confianza

96,6%

¿Cuál es el porcentaje de éxito?

El porcentaje de éxito de tratamientos de implantología supera el 96,6%.

Esta solución tiene los siguientes beneficios:

Lo que nuestros pacientes dicen

Preguntas frecuentes

Consulta nuestras preguntas y respuestas frecuentes.

Es normal sufrir una hinchazón durante las horas posteriores a la intervención que irá remitiendo de manera paulatina con el paso de los días. Así, tras una semana, seguramente habrán desaparecido las molestias. El paciente deberá tomar la medicación antibiótica postquirúrgica que le habrán recetado los especialistas, además de un antiinflamatorio para atenuar el dolor que, conviene recalcar, será llevadero.

El tiempo de recuperación dependerá de la envergadura del injerto óseo que se ha realizado. Lo habitual es que tarde, como mínimo, unos tres meses o más en sanar.

Es necesario mantener una adecuada higiene bucodental durante el proceso. Nuestro dentista nos aportará las pautas necesarias para el cuidado de la boca. Citamos a continuación algunas de estas recomendaciones generales:

  • Evitar el cepillado de la zona durante aproximadamente dos semanas.
  • Se debe prescindir de bebidas como el café, las que lleven alcohol o gas.
  • Realizarse frecuentes lavados con agua tibia y sal.
  • Se desaconseja de una manera tajante el tabaco.
  • El día posterior a la intervención es recomendable seguir una dieta blanda.

Es necesario aguardar unos tres o cuatro meses para que se regenere por completo el hueso. Durante este tiempo de espera será necesario hacer revisiones y radiografías que nos servirán para cerciorarnos de que todo el proceso evoluciona correctamente.

Déjanos tus datos y te llamamos