Limpieza dental avanzada

La limpieza dental avanzada es una técnica de higiene bucal basada en la acción del polvo de bicarbonato de sodio, el cual ayuda a eliminar el sarro y las manchas de los dientes causadas por agentes externos.

¿Te gustaría hablar con un experto?

¿Qué es la limpieza dental avanzada?

La limpieza dental avanzada es un tratamiento que ayuda a prevenir la aparición de enfermedades bucodentales como la gingivitis, la caries o la periodontitis.

Este procedimiento se basa en una limpieza mucho más profunda, la cual, gracias al polvo de bicarbonato perlado y un dispositivo de última tecnología, se convierte en la más eficaz del mercado.

optima-dental-madrid

Ventajas

20 minutos
Indoloro
Seguridad y Confianza

96,6%

¿Cuál es el porcentaje de éxito?

El porcentaje de éxito de tratamientos de estética dental supera el 96,6%

Beneficios de las carillas dentales

Lo que nuestros pacientes dicen

Preguntas frecuentes

Consulta nuestras preguntas y respuestas frecuentes.

Una vez al año es suficiente, ya que, en exceso, el agente perlado podría ocasionar daños. Este tipo de limpieza está recomendada para todo tipo de pacientes, sobre todo aquellos que consumen alimentos que tienden a machar el esmalte como el café, curry o vino tinto o que necesiten una limpieza en profundidad. También está especialmente indicado para pacientes que usan ortodoncia o hayan terminado este tratamiento recientemente, ya que ayudará a eliminar bacterias, restos de alimentos e incluso el pegamento de la ortodoncia.

El no realizarse una limpieza dental supone la acumulación de placa bacteriana, sarro y los consecuentes riesgos para la salud bucodental que esto supone. El sarro que se genera entre los dientes, si no se elimina, puede desencadenar graves problemas para la salud. Entre estos problemas, destacan las enfermedades periodontales, caries, halitosis, pérdida de piezas dentales e incluso enfermedades cardiovasculares.

Después de realizarse una limpieza dental, los dientes pueden presentar cierta sensibilidad, por ello se recomienda seguir una serie de pautas durante las horas posteriores:

  • Evitar la ingesta de alimentos y bebidas ácidas, ya que su pH puede afectar a la sensibilidad dental. No consumir alimentos duros como los frutos secos o pegajosos como las gominolas.
  • Prescindir de alimentos y bebidas que estén a temperaturas muy extremas, mejor tomarlos a temperatura ambiente.
  • Se recomienda esperar, al menos, entre 30 y 60 minutos antes de consumir cualquier tipo de alimento, así se ayudará a mantener el tratamiento y mejorar su eficacia.

A pesar de haberse realizado una limpieza, es importante mantener una estricta higiene bucal y seguir las recomendaciones del especialista.

Déjanos tus datos y te llamamos