Ortodoncia infantil

La ortodoncia infantil está dirigida a los niños que desarrollan en su infancia temprana cualquier tipo de afección respiratoria.

¿Te gustaría hablar con un experto?

¿Qué son los tratamientos de ortodoncia infantil?

Un niño puede ser tratado con ortodoncia una vez que ha completado la primera dentición y tenga todos los dientes definitivos. Este proceso finaliza en torno a los 11 o 12 años. Sin embargo, entre los 6 y 12 años es recomendable visitar de forma rutinaria al dentista para poder evaluar los dientes, su erupción, posición y la relación de las mandíbulas entre sí, y de este modo poder escoger a tiempo el tratamiento de ortodoncia más adecuado para el paciente.

Conoce por qué es necesaria la ortodoncia en los niños y qué tipos de ortodoncia infantil encontrarás en Óptima Dental.

ortodoncia-para-niños

Ventajas

Una sesión
Indoloro
Seguridad y Confianza

96,6%

¿Cuál es el porcentaje de éxito?

El porcentaje de éxito de tratamientos de ortodoncia supera el 96,6%

Esta solución tiene los siguientes beneficios:

Lo que nuestros pacientes dicen

Preguntas frecuentes

Consulta nuestras preguntas y respuestas frecuentes.

El niño con algún tipo de obstrucción respiratoria -tal como rinitis alérgica, desviación del tabique nasal, hipertrofia de cornetes, presencia de vegetaciones y amígdalas- suele presentar ojeras marcadas, cara alargada, voz nasal, respiración bucal o ronquidos. Esto se puede llegar a complicar con otitis, sinusitis o bronquitis.

La cara del niño va sufriendo cambios progresivos en su forma –falta de crecimiento transversal (cara estrecha), falta de pómulos, etc.- y a simple vista se observa el arco dental superior estrecho generalmente con mordida cruzada dental, paladar profundo, retraso en la erupción de las piezas dentales y, en casi todos los casos, dientes apiñados a edades muy tempranas.

De forma prematura se pueden dar solución a los problemas asociados a la respiración del niño. Entre los 4 y 8 años es el momento indicado para realizar una primera etapa de tratamiento. Es importante considerar que todos los problemas de crecimiento se deben resolver en etapas de crecimiento del niño; por tanto, no hay que esperar al recambio de dientes para intervenir con la corrección de la maloclusión ya que, en una inmensa mayoría de los niños, un tratamiento temprano evita maloclusiones en la dentición permanente del adolescente.

Teniendo en cuenta que a los 5 años la cara de los niños ya tiene completado el 80% de su crecimiento total, es prioritario solucionar las obstrucciones respiratorias para restablecer lo antes posible el equilibrio del crecimiento facial y postural del niño. 

Déjanos tus datos y te llamamos