Puente Dental

Un puente dental fijo es un tipo de prótesis dental que se apoya sobre los dientes sanos que el paciente aún conserva en su boca.

¿Te gustaría hablar con un experto?

¿Qué es un puente dental?

Los puentes dentales son soluciones sencillas que permiten sustituir varias piezas contiguas dañadas o perdidas de una manera fija y definitiva utilizando los dientes sanos del paciente como soporte.

Por ejemplo, en el caso de perder tres piezas contiguas, se colocan dos implantes y tres coronas unidas entre sí, evitando colocar un implante para cada diente.

Ventajas

60 minutos
Indoloro
Seguridad y Confianza

96,6%

¿Cuál es el porcentaje de éxito?

El porcentaje de éxito de tratamientos de implantología supera el 96,6%

Esta solución tiene los siguientes beneficios:

Lo que nuestros pacientes dicen

Preguntas frecuentes

Consulta nuestras preguntas y respuestas frecuentes.

Reemplazar los dientes naturales perdidos prematuramente. Cuando se trata de restaurar la funcionalidad y estética de un diente muy desgastado, severamente fracturado o previamente tratado con endodoncia.
El puente puede durar un promedio de 10 a 15 años. La higiene y el cuidado de la boca debe ser exquisita para mantenerla desde su colocación, ya que enfermedades o daños en las encías, los dientes que soportan el puente o los huesos pueden provocar la caída del puente.
Existen varios tipos de puentes dentales: puentes dentales tradicionales, que son los más conocidos. puentes cantiliever, puentes Maryland y los puentes sostenidos por implantes.
Los puentes dentales fijos son un tipo de prótesis diseñadas para restaurar la función y la estética de los dientes. Como su nombre lo indica, el puente dental se fija a dos soportes del diente o implante y se caracteriza por la presencia de una prótesis intermedia en la parte central.
Déjanos tus datos y te llamamos